Renta 4 Pensiones: más de 20 años generando valor

gestión patrimonial, mercados de capitales y servicios de inversión

El gráfico semanal: Después de la calma viene la tempestad

RENTA 4 BANCO
02 marzo 2020



Img


La fortísima sacudida de las Bolsas provocada por la epidemia del coronavirus ha llegado también, como no podía ser menos, a los valores que habían duplicado o triplicado su valor desde uno de enero, tales como Tesla o Virgin Galactic, a los que hemos dedicado recientemente nuestra sección semanal.

En ambos casos hemos visto caídas fuertes, en Tesla desde los más de 900 dólares por acción a los que llegó hace dos semanas hasta los 668 a los que cerró el pasado viernes, y en Virgin Galactic desde los 41,55 dólares que alcanzaba el pasado 20 de febrero hasta los 24,6 a los que cerró el viernes. Son caídas que podrían parecer oportunidades de compra, pero en ambos casos preferimos, por prudencia, seguir al margen.

El Gráfico que hoy presentamos bien podría parecer el de alguna otra compañía tecnológica cuyo precio se haya disparado, pero es el índice de volatilidad del Eurostoxx (VStoxx). Es decir, el equivalente al Vix americano, que se suele considerar como un indicador del miedo y que, como se ve en el gráfico, se ha disparado en las últimas sesiones. En cierto modo, los inversores han despertado súbitamente de ese plácido sueño en el que habían entrado, y han vuelto a pensar que el riesgo no ha desaparecido y que no todo está perfectamente controlado por los Bancos Centrales.

Este comportamiento de la volatilidad (Vix y VStoxx) sigue la misma pauta de los últimos años, a saber, largos periodos de tranquilidad, de calma extrema, que son rotos, de repente, por una fortísima explosión de pánico.

En febrero de 2018 esa explosión vino provocada por la subida del tipo del bono del Tesoro americano a diez años por encima del 3%, en diciembre de 2018 fueron los temores de recesión global los que encendieron la mecha, y ahora, en febrero de 2020, ha sido la epidemia del coronavirus la que ha provocado un ataque de pánico entre los inversores, al pensar, no sin cierta razón, que si el contagio adquiere una dimensión mayor, podría conducir a un escenario de recesión global ante el que los Bancos Centrales poco pueden hacer.

En anteriores episodios, como los ya citados, la volatilidad extrema ha sido pasajera y, en poco tiempo, los mercados han vuelto a la normalidad. En esta ocasión y dada la causa del brote de volatilidad (el coronavirus) no podemos asegurar que vaya a ser así, aunque lo normal es que, si la propagación del virus se empieza a controlar, las cosas vuelvan a su ser.

No obstante, tras un 2019 inusualmente tranquilo en nuestra opinión cabe esperar un 2020 mucho más movido, en el que veamos episodios algo más recurrentes de volatilidad, incluso aunque finalmente llegue a controlarse, como cabe esperar, la actual epidemia.

En este sentido, la llamada a la calma siempre es necesaria, pero conviene recordar a los inversores, y es la lección que nos deja este brote epidémico y su aparatoso impacto en los mercados, que el riesgo siempre está ahí, por mucho que algunos traten de convencernos de lo contrario. Y que por tanto actuar con cautela y en base a los fundamentales sigue siendo más necesario que nunca en este siglo XXI que acaba de empezar.

Le recordamos que en nuestra web www.r4.com puede usted acceder, en las mejores condiciones y en tiempo real, a la gama más amplia de activos y de mercados, incluyendo futuros, opciones, CFDs, ETFs y Warrants sobre una amplísima variedad de instrumentos cotizados.

Dptos. de Contenidos y Mercados de Renta 4
Tel: 91 398 48 05 Email: online@renta4.es


El presente artículo de opinión no presta asesoramiento financiero personalizado. Ha sido elaborado con independencia de las circunstancias y objetivos financieros particulares de las personas que lo reciben. El inversor que tenga acceso al presente artículo de opinión debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión, su posición financiera o su perfil de riesgo ya que éstos no han sido tomados en cuenta para la elaboración del presente artículo de opinión, por lo que debe adoptar sus propias decisiones de inversión teniendo en cuenta dichas circunstancias y procurándose el asesoramiento específico y especializado que pueda ser necesario.

El contenido del presente documento así como los datos, opiniones, estimaciones, previsiones y recomendaciones contenidas en el mismo, han sido elaborados por Renta 4, con la finalidad de proporcionar a sus clientes información general a la fecha de emisión del artículo de opinión y está sujeto a cambios sin previo aviso. Este documento está basado en informaciones de carácter público y en fuentes que se consideran fiables, pero dichas informaciones no han sido objeto de verificación independiente por Renta 4 por lo que no se ofrece ninguna garantía, expresa o implícita en cuanto a su precisión, integridad o corrección.

Renta 4 no asume compromiso alguno de comunicar dichos cambios ni de actualizar el contenido del presente documento. Ni el presente documento ni su contenido constituyen una oferta, invitación o solicitud de compra o suscripción de valores o de otros instrumentos o de realización o cancelación de inversiones, ni puede servir de base a ningún contrato, compromiso o decisión de ningún tipo.

Renta 4 no asume responsabilidad alguna por cualquier pérdida directa o indirecta que pudiera resultar del uso de este documento o de su contenido. El inversor tiene que tener en cuenta que la evolución pasada de los valores o instrumentos o resultados históricos de las inversiones, no garantizan la evolución o resultados futuros.

El precio de los valores o instrumentos o los resultados de las inversiones pueden fluctuar en contra del interés del inversor incluso suponerle la pérdida de la inversión inicial. Las transacciones en futuros, opciones y valores o instrumentos de alta rentabilidad (high yield securities) pueden implicar grandes riesgos y no son adecuados para todos los inversores. De hecho, en ciertas inversiones, las pérdidas pueden ser superiores a la inversión inicial, siendo necesario en estos casos hacer aportaciones adicionales para cubrir la totalidad de dichas pérdidas.

Por ello, con carácter previo a realizar transacciones en estos instrumentos, los inversores deben ser conscientes de su funcionamiento, de los derechos, obligaciones y riesgos que incorporan, así como los propios de los valores subyacentes de los mismos. Podría no existir mercado secundario para dichos instrumentos.

Cualquier Entidad integrante del Grupo Renta 4 o cualquiera de las IICs o FP gestionados por sus Gestoras, así como sus respectivos directores o empleados, pueden tener una posición en cualquiera de los valores o instrumentos a los que se refiere el presente documento, directa o indirectamente, o en cualesquiera otros relacionados con los mismos; pueden negociar con dichos valores o instrumentos, por cuenta propia o ajena, proporcionar servicios de asesoramiento u otros servicios al emisor de dichos valores o instrumentos, a empresas relacionadas con los mismos o a sus accionistas, directivos o empleados y pueden tener intereses o llevar a cabo cualesquiera transacciones en dichos valores o instrumentos o inversiones relacionadas con los mismos, con carácter previo o posterior a la publicación del presente artículo de opinión, en la medida permitida por la ley aplicable.El Grupo Renta 4 Banco tiene implementadas barreras de información y cuenta con un Reglamento Interno de Conducta de obligado cumplimiento para todos sus empleados y consejeros para evitar o gestionar cualquier conflicto de interés que pueda aflorar en el desarrollo de sus actividades.

Los empleados de Renta 4, pueden proporcionar comentarios de mercado, verbalmente o por escrito, o estrategias de inversión a los clientes que reflejen opciones contrarias a las expresadas en el presente documento.

Ninguna parte de este documento puede ser: (1) copiada, fotocopiada o duplicada en ningún modo, forma o medio (2) redistribuida o (3) citada, sin permiso previo por escrito de Renta 4. Ninguna parte de este artículo de opinión podrá reproducirse, llevarse o transmitirse a aquellos países (o personas o entidades de los mismos) en los que su distribución pudiera estar prohibida por la normativa aplicable. El incumplimiento de estas restricciones podrá constituir infracción de la legislación de la jurisdicción relevante.

El sistema retributivo del autor/es del presente artículo de opinión no está basado en el resultado de ninguna transacción específica de banca de inversiones.


RENTA 4 BANCO
Email: amatia@renta4.es
Compartir en: